martes, agosto 22, 2006

Crónica de un perfil psicológico anunciado

Ayer, en mi trabajo, me mostraron un extracto de la evaluación psicológica cuando ingresé. Esto fue a razón de que hacía calor, me subí arriba de una silla para revisar la salida del aire acondicionado, abrí mis brazos y dije: "Aleluya hermanos!!!"... con lo que mi Jefe de Proyectos dijo: "Voy a reclamar a Recursos Humanos, me dijieron que eras normal".

Bueno, el contexto de la evaluación decía algunas cosas dignas de ser consideradas favorables, y otras que ya las había puesto en mi curriculum (¿Copy y Paste?). Luego, me comentaron un poco el informe evaluativo en sí, en el cual hay ciertas características con una escala de valores (rangos de "no requerido", "requerido", "por sobre lo requerido"). El asunto fue que estaba en casi todo dentro de lo "requerido", pero lo que estuvo fuera de lo requerido, y entiéndase acá como: "Warning!" era que era un tipo arriesgado....

...Arriesgado!...

"Si ud. tuviera 100 millones, ¿lo depositaría todo en acciones, la mitad en acciones o todo en una cuenta de ahorros?"... obviamente que respondí "Todo en acciones"... ganan más... Pero si a la pregunta le hubiesen agregado: "Ojo, que ud. se va a quedar sin nada, no tendrá donde vivir, ni podrá comprarse esa tarjeta de video que tanto desea...", entonces mi respuesta hubiese sido: "la mitad en acciones".

De las cosas "arriesgadas" que he hecho en mi vida, podría enumerar:

1) En séptimo básico, hicimos con un grupo de compañeros una exposición del Sistema Nervioso Central, para Ciencias Naturales, apoyados por un computador Atari.... y el programa lo hicimos nosotros. Y lo arriesgado fue que el equipo lo llevamos por parte, y la carga del programa falló cuando lo llevamos al colegio... en 15 minutos rehicimos el programa... no se veía tan bien como el original... pero nos expusimos a que la farándula nos tildara de "incapaces" o "nerds al peo".

2) Me fui a estudiar a La Serena, la media. Sin mis padres. En un barrio bastante singular, mataron a un tipo frente a mi casa... y ni me di cuenta. Claro que de noche no salía, salvo un par de veces... ¿arriesgado?... comparativamente con otras personas afiatadas a su familia... supongo que fue arriesgado.

3) Una polola que tuve el primer año de universidad, un día me dice: "Javier, estoy con retraso...". Sin comentarios...

4) En la Universidad, durante tres años estuve en la cuerda floja. Me echaba un ramo de los que estaba cursando y me iba. Y mientras tanto, participaba de la rama de karate, jugaba babyfutbol y estaba en un proyecto de talleres computacionales a colegios de escasos recursos (algunos recordarán lo metido que estaba en eso). Me eché un ramo a propósito por esa actividad, pero no me preocupaba. Estaba consciente de mi limitada capacidad estudiantil, que significaba que si quería salir en 6 años parejito e invicto, debía estudiar todo el día y nada más que estudiar, vida que decidí no elegir como en segundo año. Así, que creo que esta fue la vez que más me arriesgué.

5) De la plata, ni hablar... me comprometí a cosas que me fueron difíciles, pero sigo vivo... Supongo que es cuando uno piensa que hay alguien superior que te está cuidando.... creer o no creer en él... puede ser arriesgado. No creer cuando crees... es más arriesgado. Dar un todo en esta vida por un premio después de la muerte... vaya que es arriesgado. Vivir sin aprender nada en esta vida, para volver de la muerte a vivir lo mismo hasta que aprendas... no es arriesgado... es un desperdicio!

Creo que debí haberme subido arriba de la silla, en la entrevista psicológica... eso si que hubiese sido arriesgado!

1 comentario:

Daniel Duran dijo...

A lo mejor evaluaban que si estabas postulando... eso en SI era arriesgado! :-P