jueves, noviembre 02, 2006

De vuelta al Futuro!

Uno de los regalos que mi esposa me entregó en este trigésimo segundo aniversario, de aquél día en que decidí bajarme de la micro, fue la trilogía de la película "Volver al Futuro".

Tengo predilección por el género de la Ciencia Ficción y en particular por aquellas películas de viajes en el tiempo y sin duda que ésta ha sido la película, en esa temática, que ha marcado mi vida (bueno, no tan así como "marcar", pero encabezaría la lista de las mejores). Cada vez que la veo, le encuentro alguna connotación adicional al mensaje que entrega, justo hoy que estamos matemáticamente listos para viajar en el tiempo.

El Doc Emmet Brown luego de maravillarse ante su invención, deseaba viajar y conocer lo que serían los tiempos futuros de la humanidad. Para nosotros que vivimos el día a día, en que cuando vamos atrasados y el segundero avanza, desearíamos que se detuviera o retrocediera, claro que algunos astútamente ajustan su reloj para luego excusarse de que el reloj de uno es el que tiene la hora correcta. Tal vez, en este caso, viajar en el tiempo unos minutos antes para levantarnos más temprano no sea algo que vaya a cambiar a la humanidad, ni que vaya a destruir la galaxia, sin embargo, viajar para conocer el futuro sin duda que se requiere más que preparación mental y no tan sólo las "ganas" de viajar. ¿Por qué?, porque de partida es algo a lo que no estamos acostumbrados, con suerte algunos que creen en los hosóscopos podrían "auto-vaticinarse" su futuro, pero ¿verlo con claridad?. Es decir, hoy podríamos viajar y ¿encontrarnos con qué?: Que todas las ciudades costeras de Chile están hundidas en el mar producto del deshielo polar, algunos tenemos familiares en dichas ciudades, ¿seremos fuertes cuando nos enteremos, a través de las historias, sobre cómo murieron esas personas?. También nos podríamos encontrar con que los países árabes ya no existen, ahora hay una grandiosa sucursal norteamericana, repartida con Corea del Norte, y que en realidad trabajaban para el mismo diablo. ¿Cosas positivas de acuerdo a los eventos que hoy ocurren?, podría ser que nos enteremos de que llegaron unos extraterrestres y que la humanidad entregó a George Bush a cambio de ozono. Tal vez digamos, como lo hizo Marty McFly en el segundo episodio al volver desde el 2015 a 1985, "Debe ser el año equivocado..."

Isaac Asimov, en uno de sus cuentos relata una historia de una máquina que podía ver acontecimientos del pasado. Había un científico que, en su afán de cambiar el pensamiento que se tenía de una raza en el pasado, quería construir esa máquina y "filmar" a dicha raza para demostrar que no eran tan bárbaros como la gente decía. Se suponía que existía una máquina protegida por el gobierno. Sin embargo, la construyó por sus propios medios, pero la tecnología tenía un problema, y era que, si bien mostraba imágenes del pasado, no podía ir tan atrás en la historia, pues tomaba información de ciertas partículas dispersas en el ambiente, así que quedaba sujeto a que hubiesen partículas de dicha época, por lo tanto el científico no pudo volver a la época de aquellos bárbaros, pero ya había construido la máquina. Y entonces, ocurre lo inesperado. Su esposa había perdido a un hijo, y utilizó la máquina para ver a su hijo en el pasado, y se quedó ahí... reviviendo el pasado en imágenes reales, ya no de recuerdos. La moraleja del cuento, es que la gente es muy caprichosa, y si ahora muchos lucran con la vida privada de las personas, imaginen lo que pueden hacer si tienen imágenes del pasado. No faltaría el que reviviría las imágenes de torturas, fusilamientos y desapariciones (aunque el buen propósito y privado sería buscar pruebas para inculpar a otros). Para mi, viajar al pasado es tan complicado como ir hacia el futuro.

Además que, no tenemos necesidad de máquinas, creo yo que el ser humano de por sí viaja en el tiempo cuando muere. Va por el tiempo, teniendo vidas, aprendiendo cosas, ¿para qué?. Sería un buen cuento intentar descifrar el por qué, más aún si hay un para qué. Creo que trascendemos a la tercera dimensión, es como poner un vaso en la mesa. La mesa ve un círculo, pero no es un círculo es un vaso, si levantamos el vaso, el círculo desaparece, pero el vaso sigue existiendo. Para mi, cuando el ser humano muere, es como levantar el vaso. El cuerpo desaparece, pero el ser humano sigue existiendo. El cielo, el infierno, cualquier cosa, es una dimensión superior que no podemos imaginar, estamos acostumbrados a imaginar largo, ancho y alto. ¿Será por eso que aquellos que logran hacer predicciones son tan especiales y místicos?. Pudieron dejar de ver las cosas en 3D y pueden ver en 4D, 5D o 6D. (Se supone que un agujero negro está en 11D).

Bueno, saludos, y siéntanse dichosos de vivir el presente, y que con sus recuerdos aprendan de sus errores para planificar el futuro.

2 comentarios:

driguiluza dijo...

uf...qué decir más que felicitarte por encontrar en tan maravillosa película una interpretación y reflexión tan profunda...yo también la tengo desde la última navidad y no me canso de verla y por supuesto, de disfrutar mi presente. saludos

Carla dijo...

tb me gusta hartyo esa pelicula..
y al final es como el gran sueño de mucha gente no? viajar en el tiempo....se podrá realizar alguna vez?, si ya clonamos personas no veo x q nno en un tiempo más...


saludos y cariños.

^^